El Arte de los Salmos III

Ilutración : Jeanne Gonzalez

LA BATALLA

Todo estaba listo para la batalla. El ejercito estaba preparado para atacar si los filisteos arremetían, si yacía tendido en el campo por aquel Gigante, estaban listos para contratacar.

Ahí estaba él, con sus 5 piedras en la mochila, y una honda lista, frente a frente, con el brillo que irradiaba el Sol a plena tarde —jajaja– reía el Gigante, ¿ Qué clase de payaso es éste? Subestimando a David, —¿Soy acaso un perro, para que me ataques con palos, y piedras?— ¡Pedazo de insecto! estarás en mi mano, daré tu carne a las aves.

Éstas, y muchas otras más solían ser las amenazas que recibía Israel, a lo que David, seguro de sí mismo y seguro de Su Señor, supó responde con autoridad. Silenciando aquella sarcástica risa, dijó — ¿Cómo tú te atreves a desafiar el ejercito del Dios de los cielo?— No conoces a mi Padre (énfasis de la escritora)

—Tú vienes a mi con espada y jabalina, pero yo vengo a ti, en el nombre del Señor de los Ejércitos, hoy tu cabeza estará en mi mano.— ¡Atrevido David! Su declaración y Seguridad, provocó que toda la atmósfera se alineara a la hora perfecta de Dios, su voluntad.

Tomó su piedra y su honda, dando varias vueltas entre sus manos, lanzándola con fuerza, mostró el impulso sobrenatural que derribo aquel Fornido gigante. Había enfrentado osos y leones de su tamaño, entrenado en las praderas junto a sus ovejas, lleno de música y poesía, atesoraba un valentía inminente.

Corrió apresurado al verlo caer, y no perdió oportunidad para cortar su cuello, aquel día , en otro escenario, pero con las mismas armas, y con la misma pasión, Dios le había dado la victoria.

Imaginó a David, observar a toda la fuerza armada de su país, avergonzados por el menosprecio que había surgido hacia su apariencia, a sus hermanos sin palabras, pensando en cuanto tiempo pasaron sin valorarlo, y David allí, sintiendo por ellos el mismo amor que sentía por sus ovejas, sacando su pecho por aquella nación escogida por Dios.
Sin duda sabía quién era, y sabía a dónde iba.

Probablemente ese día como nunca, él entendió la razón de todo sus procesos. Esta muestra de coraje, le llevó a ser parte del ejercito de Israel, el momentó de David habia llegado, mientras otros corrían tras la oportunidad, ahora la oportunidad corrían tras él.

Estos episodios sostienen el fundamento de aquellos versos que escribió :

“Me preparas un banquete en presencia de mis enemigos. Me honras ungiendo mi cabeza con aceite. Mi copa se desborda de bendiciones. Ciertamente tu bondad y tu amor inagotable me seguirán todos los días de mi vida..”
                                   Salmos 23:5‭-‬6 NTV ‬


Amo estos versos, desbordan claridad, confianza y valentía.
Y hasta aquí, quisiera que nos enfocáramos por un momento en la palabra:《Valiente》

Valentía es sinónimo de coraje. Según el Diccionario de la Real Academia Española, Valiente significa; ‘alguien que tiene valor’. Determinación para enfrentarse a situaciones arriesgadas o difíciles, la raíz Valor o Valer, nos da una connotación de Costo, de calidad, de precio, lo que vale.

En otras palabras la determinación para enfrentar batallas, es impulsada por la otra parte que completa su definición, el costo, se avanza al frente sin temor, porque se sabe el valor y la calidad de aquello por lo cual se lucha.

No podrás experimentar la valentía si no trabajas en tu identidad, en tu valor, en lo que hay dentro de ti, en quién tú eres.

Descubrirlo, te hace desarrollar un impulso dentro, que te lleva accionar y salir al frente, te hace arrebatar cómo niño lo que te pertenece sin temor a nada, pues sábes que lo tuyo, es tuyo y que lo está destinado a ser para ti, nadie lo va ha detener.

LA VALENTIA TE GUARDA

Observemos como David, al determinar ser audaz y salir al frente, es librado de tres trampas que el enemigo usa para destruirnos:

1.- Temor e intimidación: David no permitió que paralizarán aquellas amenazas. Muchas veces estas amenazas, son mentiras que sí las creemos se convierten en verdades, pues terminan siendo estructuras de pensamientos, que adoptamos como patrones de conducta. Por esto al decidir abrazar la verdad de Dios, David detuvo el veneno de la intimidación, y sacó todo su potencial.
La intimidación viene para matar el propósito de Dios en ti, lentamente, hasta que te detiene.

2.- Estancamiento: El haber sido pronto para ejecutar los planes de Dios, le transicionó de una condición a una posición. De ser un Pastor de Ovejas, a ser parte del Ejercitó de Israel, ahora seria entrenado como un verdadero guerrero, es decir, se abrieron puertas a su favor. Las puertas se abrirán para ti, cuando Dios lo determiné, pero también cuando hagas lo sabes que debes hacer.

3.- La frustración: Quedar en el olvido cuando sabes que fuiste llamado a impactar generaciones es muy triste, la falta de valentía ha provocado abortos de millones de sueños plantados por Dios, muchas personas pierden su temporada de bendición, por no tener la fuerza y el coraje para tomar aquello que tienen por delante.  Tal vez, como aquellos espías que fuerón enviados a observar la tierra prometida, descubrirás que hay gigantes que tendrás que enfrentar, y conquistar, batallar, hacer tu parte, en oración, accionando para que Dios haga la de él, y puedas trascender.

Determina como David, pelear con lo que tienes, toma el escudo de la fe y apaga las mentiras del enemigo, da pasos firmes, aniquila al gigante, desenvaina tu Espada que es la palabra de Dios, habla, cree, y acciona.
Quítale la cabeza , no te conformes con sólo observar cómo cae, asegúrate que quede desvirtuado por completo quién lo gobierna. Arranca de raíz lo que te daña.
(Enfasis de la autora)

                                          Helen Alvarez

#David #Victoria #Destruye #Golpea #Derriba #Gigantes #DiosContigo #Serie